Los huevos de la modernidá

Los huevos de la modernidá, industriales, productos de una reacción química, huevos que, tristeza me da el decirlo, son puestos por traseros de gallinas jamás amados, gallinas que en su miserable vida, nunca serán atrincadas, ni  estrujadas por los sexos de  arrogantes gallos, que algunos como aquel gallo avado buchi pelón de mi nana Petra, era muy pelado, pero eso si, muy cumplidor…

 Los huevos de rancho, aquellos que son puestos por gallinas bien correteadas, y una vez alcanzadas, bien amadas por su gallo  –¡ que envidia, no se le vá una al méndigo gallo¡- o sea, que son huevos producto de un acto de amor, vitales, biológicos, reconstituyentes… puede ud escuchar, si se acerca al gallinero, el sonido alegre, que sale del pecho de las satisfechas ponedoras, como señal de aviso de que ya puso el huevo, y que es, un natural, melodioso y comunicativo canto, conocido como el cacaraqueo …

 Apreciadísimo comensal, usted escoge…