UN JOVEN GUEI

nov 25, 2011 Comentarios desactivados en UN JOVEN GUEI by

PURAS OCURRENCIAS

Por Jorge Peraza Bernal

¡ Oh tiempos !  ¡ Oh costumbres !

Marco Tulio Cicero.

Del anecdotario de la Chuparrosa Enamorada :

Les voy a hablar, sobre un joven guei, quien colaboró como capitán de meseros y su primer acto de honestidad y valor fue el confesar, sin el menor indicio de rubor, su homosexualidad.

Originario de un pueblo de los altos de Culiacán, en donde en todos esos ranchos, a estas delicadas almas, se les dice de una manera que a ellos, les parece, tosca, chocante, bruta y que quizá por ello, el, muy a la moda, prefirió al abrir su espíritu, un termino anglo, que, supongo, consideran les da estatus, rehusando el calificarse como jotos o maricas.

 

( El que el siguiente párrafo vea, que en tono dulce, lo lea…)

–      Don Jorge, recuerdo me dijo, – tras un suspiro que, con femenino ademán, lo exhaló tierno y delicado -,  soy guei, y espero que mi particularidad,  no sea obstáculo, para el desempeño de mi trabajo.

 

–      ¡ Por supuesto que no !, le dije, puedes estar seguro, que en mi, no hay la menor huella, de sentimiento homofóbico…

Fue uno de los mejores meseros que han laborado en La Chuparrosa Enamorada, recordándome, que buscar la excelencia, es distinción en ellos, en cada profesión que desempeñan.

De manera muy emotiva, me relató, que desde chico, en Dios amparado, del tabú de ser marica y del horror de no aceptarse como joto, se vio  librado,  y a pesar de lo hostil que para un homosexual es la vida en los ranchos, desde temprana edad, con valor y dignidad,

Se animó, a manifestar su repuno, a que se le supusiera hombruno

– Y como hoy se lo confieso, me dijo,

Como mujer me estimo, por ello, sin titubear, a lo viril, me arrimo…

El caso es que la mesa que suelo ocupar, cuando estoy en la chuparrosa y en la que me acompañan ciertos amigos, fue muy frecuentada en un tiempo, por un funcionario de gobierno, hombre muy platicador, de voz sonora, canta autor y presumía, en alta voz, ser degustador goloso, de la quinta esencia del placer, del goce, que, al menos para mi, solo las mujeres pueden dar

En una ocasión, en las horas en que ya no hay comensales, llega a mi mesa el joven guei, a quien nombraré librado y con una certidumbre que me sorprendió, me dice:

–      Oiga Don Jorge, yo pensé que Ud., no tenía amigos maricones

–      ¿ Porque lo dice joven librado …?

–      Por el Sr. presumido, ese muy platicador, que trabaja en gobierno…

–      Disculpe joven amigo – le dije- en todo el tiempo que llevo de conocerlo, en sus pláticas con el, jamás ha dejado entrever una doble personalidad…

–      ¡ Es jotísimo, Don Jorge !; ¡ Se lo digo yo !, al tiempo que ponía ambas manos en la cintura y con su mirada me decía, lo muy conocedor y la gran experiencia que tenía, en estos menesteres…

–      Pues caray joven librado, me sorprende que sostenga eso y puesto que a mi no me consta, me parece que,

es una felonía, suponer, que le da, por la sodomía

–      Mire, Don Jorge, – continuó – nosotros, tenemos sentido de sobra para descubrir las intimidades del apetito sexual, de algunos hombres; intuimos, olemos, a quien se le hace agua la canoa y una sola mirada a esos ojos, nos es suficiente, para desenmascarar, lo que esconden, las almas de esos machos hipócritas…

–      Pero- continuó- , si quiere, no me lo crea, sin embargo, debo aceptar que me admira, que Ud. pretenda, saber mas que yo, en cosas de joterías

Rápido le dije:

–      ¡ Hey ¡, joven librado, no es pa´tanto, si tu dices que es joto, es joto y punto; ante tu conocimiento me inclino…

–       Es mas me dice, si a Ud. le parece, yo le puedo dar un diagnostico del alma de las personas que frecuentan su mesa

–      ¿ Como esta eso, le respondí… ?

–      Muy sencillo, Don Jorge – me dice – me acerco a atenderlos, cosa muy natural, pues es mi trabajo, los saludo y cualquier gesto, mueca, mohín o guiño de ellos, me será suficiente para descifrar, que tan quebradiza es el alma de esos caballeros…

Reflexioné al respecto y pensé: “ será, muy divertido para mi, escuchar las observaciones, que me haga, este muy sui generis explorador de almas, respecto a quienes conmigo, se sientan a desayunar; veamos que resulta, me dije…”

-Adelante, joven librado, solo procure, actuar con extremada discreción y respeto…

Y de ahí hasta que duró en la chuparrosa, fueron para el joven librado, ocasiones para caídas de ojos, miradas pícaramente escudriñadoras, sobre los comensales de mi mesa y para mi, momentos deliciosamente jocosos…

Por último, quiero escribir, lo que a diario se ve:

La comunidad homosexual, es muy heterogénea,

Son una gran cofradía,

ves toda clase de gentes,

adultos y adolescentes,

gozando su sodomía.

Es una comunidad, que crece día con día, son ya una,

Inmensa congregación,

y por si eso, poco, fuera,

grandes filas, ves afuera,

en pos, de su afiliación.

En esta vida todo se paga, lo digo porque si esta tendencia se mantiene, pronto serán mayoría en la comunidad y aquel humano que se le vea caminando, hablando y mirando como hombre se dirá de el: “ es rarito, se le alza la mano, es hombre…”

Y pensando en esta especie en extinción, me pregunto:

 

 

¿ Que hará el hombre que,

a su virilidad, jamás decline?

¿Que hará el hombre que,

por deseo sexual, a mujer se incline?

¿ Que hará el hombre que,

para amar, amar, a mujer, escoja?

 ¡Ya se, ya se…!:

 Que la esconda,

en un closet azul, y ahí,… ¡ ahí la coja…!

Posdata. El joven librado, ya no labora en el Restaurante; al despedirse, me prometió hacerme llegar el archivo con la radiografía del alma de los comensales que con asiduidad, se sientan en mi mesa… ( todavía no me llega…)

Otra posdata. Recuerdo que cuando el joven librado, ya se retiraba, estando en mitad de la calle, se voltea de repente y, al tiempo que muy femeninamente, caminaba de espaldas, me dice de manera socarrona:

–      ¡Don Jorge, Don Jorge !, ¡Incluiré también la suya…!

Yo, como en las historietas de monitos, solo dije:

–      ¡ Gulp ¡

 

QUE DIOS LES DE SALUD Y A MI QUE NO ME OLVIDE

 

DonGeorge

About the author

The author didnt add any Information to his profile yet
Comments are closed.